lunes, 14 de abril de 2014

UN EXPERIMENTO DIVERTIDO: QUEMAMOS UNA HOJA UTIZANDO UNA LUPA Y LA LUZ DEL SOL


En vista de que hemos realizado una gran cantidad de experimentos con energía solar en el centro de Educación Infantil, las docentes nos hemos percatado del gran interés y entusiasmo de parte de  los niños en participar  en estas experiencias. Entre algunas de las anécdotas en referencia al tema que se dio fue que un niño (Alberto) trajo al salón un pequeño espejo, su amiguita (Celiany) empezó a jugar con el mismo utilizando la luz del sol produciendo pequeños luces en todos los espacios del salón. Esta situación emocionó al grupo y formaron una gran algarabía con estos descubrimientos.

En vista de ello decidimos seguir realizando estas experiencias en el espacio exterior, pero esta vez utilizando la lupa. En estos momentos en la comunidad de la Colonia Tovar estamos contando con un fuerte verano, y por supuesto contamos con días muy soleados a primera hora  de la mañana, situación que hemos aprovechado para realizar estas experiencias. Se propuso realizar una experiencia de utilizar la lupa como lente para quemar una hoja seca utilizando la energía solar. 


Como hemos mencionado anteriormente siempre realizamos un debate de ideas con el fin de conocer sus ideas previas.

Preguntas
¿Quién se acuerda cómo se maneja la lupa? ¿Cómo se usa?
Si enfocar la luz del sol para quemar la hoja seca. ¿Quién sabe qué debemos hacer?

Respuestas de los niños
Se agarra así maestra por el mango.

Los niños no respondieron como quemar la hoja ya que  no sabían así que iniciamos el experimento.
Inicialmente se recogió en conjunto con el grupo de niños hojas secas para realizar la experiencia. Cada niña tomo uno para iniciar el experimento. Se les mostro como deberían manejar la lupa, y enfocar el punto de luz en la hoja seca hasta que se quemara. No fue fácil para los niños ya que los resultados no fueron inmediatos. Transcurrió aproximadamente una media hora hasta que Christian muy  emocionado menciono.

-Mira Maestra. Se quemó  mi hoja, Hice un huequito en mi hoja.



 


Todos los niños lo rodearon, y el mismo les explico a sus compañeros como lograrlo ya que a algunos se les había difícil lograrlo
Dentro del aula contamos con dos docentes. Mi compañera de trabajo nunca había realizado este tipo de experiencias así que estaba muy emocionada de realizarlo y no se paró del suelo hasta que quemo su hoja seca.
Al finalizar de la experiencia los niños estaban muy cansados ya que hacía mucho sol y se decidió hidratarlos con agua. Al día siguiente se realizaría el recuento acerca de la experiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada